El Lider de la Banda

En un año de elecciones presidenciales, los candidatos tendrán que ser capaces de comunicar sus proyectos y programas de gobierno a través de estrategias comunicacionales efectivas. Estas deben ir en función de sus ideas y no con eslóganes sin contenido que vayan en contra de su público final, es decir, aquellos ciudadanos inscritos en los registros electorales. Marzo 17, 2005 El líder de la banda El Mercurio, Economía y Negocios Arturo Arriagada Estudiante Sociología & Periodismo Universidad Diego Portales

En un año de elecciones presidenciales, los candidatos tendrán que ser capaces de comunicar sus proyectos y programas de gobierno a través de estrategias comunicacionales efectivas. Estas deben ir en función de sus ideas y no con eslóganes sin contenido que vayan en contra de su público final, es decir, aquellos ciudadanos inscritos en los registros electorales.

Así como Jim Morrison fue a The Doors y Kurt Cobain a Nirvana, los jefes de campaña de los distintos candidatos presidenciales, a excepción de Michelle Bachelet, se están transformando en los frontman o frontwoman de esta nueva elección presidencial. Si bien son ellos los que han forjado su carrera profesional en el ámbito de las comunicaciones estratégicas, es preocupante que los candidatos tomen el camino de tierra mientras sus jefes de campaña viajan por autopistas pavimentadas, transmitiendo mensajes que poca relación tienen con un programa de gobierno o planes de desarrollo para el país.

Si los medios hablan de audiencias, en las elecciones políticas los votantes se convierten en las "audiencias" de los candidatos. Son éstos un medio que transmite un mensaje dirigido a cautivar la atención de una audiencia poco activa, especialmente en épocas tan lejanas a una elección presidencial, teniendo en cuenta que aún quedan 9 meses para tal evento. Trivelli y Bitar deben ser capaces de dar a conocer las ideas de sus candidatos, sin caer en el triunfalismo o el pragmatismo mediático, ya que de lo contrario el rol que jugarían en la campaña sería bastante confuso, tanto para las audiencias como para el equipo en el se encuentran.

De esta forma, la gracia de un jefe de campaña con un perfil comunicacional, debe estar orientado a transmitir las ideas y programas del candidato que representa, con la capacidad de ser un frontman y a la vez un corista de la banda, apoyando a fortalecer la propuesta y la imagen de quien se puede convertir en el nuevo o nueva presidente de Chile. De lo contrario, quizás vale la pena que los candidatos se comuniquen con sus audiencias sin otros intermediarios.Las estrategias comunicacionales de los candidatos deben ajustarse a las ideas y no a eslóganes sin contenido.