Medio Chile odia la TV

Un 58,8% de los chilenos no está conforme con los contenidos de la televisión chilena. Esto, de acuerdo a la última encuesta del Consejo Nacional de Televisión (CNTV) y dada a conocer a través de un artículo publicado hoy en La Nación. Lo interesante de este dato es que, más allá de la percepción de las audiencias hacia los programas de TV, el rating, por ejemplo, sigue demostrando que los programas más vistos son los reality shows. Claro, dirán algunos, Morandé con Compañía ha bajado su rating, pero es lógico debido a que le salió competencia al camino como el reality Gran Hermano.

Esa disconformidad que las audiencias expresan, debe hacerse real a través de la disminución en el consumo de ciertos productos televisivos. Menos Morandé o menos realitys con el fin de generar un cambio en la oferta programática. ¿Un ejemplo? La transformación que ha hecho Canal 13 en su noticiero central, luego de los damnificados que dejó el caso Spiniak y la sangre que corrió en aquellos que querían ver escándalos y espectáculos político-noticiosos.

Reportajes cercanos y representativos de los públicos objetivos que consumen su oferta programática, han logrado que Canal 13 lleve la delantera en las noticias sobre TVN, por ejemplo. Entonces, hay que hacer realidad lo que los chilenos dicen hacer en las encuestas. Para esto, los medios tienen que enfocarse en interpretar esas señales, de lo contrario, seguiremos en el mundo al revés.

La televisión es la niñera de los menores de dos años Susana Freire La Nación, Jueves 16 de Junio de 2005

El estudio del CNTV arrojó que el 58,8% de los chilenos no se siente satisfecho con la televisión abierta. Mientras que el 57,7% dijo haber visto contenidos inadecuados como el vocabulario grosero y escenas de sexo. Pero el dato más preocupante es que un 67,7% de los niños menores de 2 años se cría con la caja idiota.

Un llamado de alerta hizo la presidenta del Consejo Nacional de Televisión (CNTV), Patricia Politzer, a los canales nacionales de televisión. ¿La razón? El 58% de los chilenos están insatisfechos con lo que ven en la televisión abierta (a diferencia del 44% el año 2002), ya que los programas son malos, hay falta de programación cultural o tienen un vocabulario grosero.

Ese resultado arrojó la quinta versión de la Encuesta nacional de Televisión que realiza cada tres años el CNTV y que esta vez se llevó en conjunto con Adimark Comunicaciones, durante marzo y abril de 2005.

Asimismo, el sondeo señaló que 57,5% de los encuestados dijo haber visto contenidos inadecuados como vocabulario grosero, escenas de sexo, trato discriminatorio y violencia. Mientras que un 42,2% desea más regulación.

Otro punto importante a considerar es que el 67,7% de los niños menores de 2 años ve televisión, y sólo el 81,1% controla lo que ven los menores de 13 años.

Politzer explica que “la encuesta nos muestra un creciente nivel de insatisfacción frente a nuestra televisión. Un hecho relevante que da cuenta del cambio cultural de nuestra sociedad es la aparición de la discriminación como contenido inadecuado al mismo nivel que la violencia”.

Sobre el tema de los menores de 2 años que consumen televisión en demasía, la presidenta del CNTV se mostró preocupada. “Lo más impactante fue observar entre las actividades de los niños menores de dos años prima la televisión en un 67,7% de los casos. A esto se agrega un 12,8% que ve videos o DVD. Esto estaría demostrando un uso peligroso de la televisión como niñera para entretener a los más pequeños”.

El estudio que consultó a 2.770 personas de las ciudades de Antofagasta, Coquimbo, la Serena, Valparaíso, Viña del Mar, Concepción, Talcahuano, Temuco y el Gran Santiago; dejó claro que un 75,5% de los chilenos cree que las telenovelas nacionales que se transmiten antes de las 22 horas muestran aspectos que antes no exhibían como el sexo y el erotismo (44,5%9; diversidad sexual y minorías (24%); drogadicción y alcoholismo (20,7%); temas de sexualidad (19%) y lenguaje vulgar (18,8%).

“Si bien la gente está de acuerdo con que se aborden nuevos temas como la sexualidad, alcoholismo y drogadicción, lo que demuestra una mayor apertura de la sociedad, se manifiesta crítica con el tratamiento vulgar o erótico. Un 51,7% dijo que las telenovelas en horario todo espectador no son aptas para menores de 10 años”, dice la periodista Patricia Politzer.

Demanda por regulación

Pese a que el CNTV siempre ha llamado a la autorregulación de los canales nacionales de televisión, el sondeo demostró que debe existir una mayor regulación en la TV (93,6%). En comparación con el 2002, aumentó de un 27,4% las personas que desean mayor regulación en la televisión abierta.

“Por otra parte parece existir cada vez más una preocupación activa de los padres ante los contenidos televisivos, ya que un 81,1% de los adultos encuestados dijo controlar lo que los niños menores de 13 años ven en televisión”, comenta Politzer.

El director de Adimark Comunicaciones, Roberto Méndez, dice que “la lectura que hacemos como investigadores, que naturalmente no es la del CNTV, es que aquí hay una tremenda luz roja para la televisión, porque el estudio dice que la TV es tremendamente importante parta los chilenos ya que le dedica más de tres horas al día en promedio. Sin embargo, lo que nos están diciendo es que casi un 60% está insatisfecho con lo que está viendo en la televisión. Aquí hay un problema muy grande, hay quejas que el estudio deja muy claras en cuanto al contenido, horarios, lenguajes y exceso de erotismo. Hay que tener cuidado. Aquí hay un mensaje que la televisión abierta, el Consejo Nacional de Televisión y toda la sociedad tiene que tener un poquito de cuidado”.

Mientras que Patricia Politzer dice que “no creemos como Consejo que debamos ser más duros, por lo menos hasta ahora en términos de sanciones a los canales. Creemos mucho en la autorregulación de la industria televisiva. Estudios como éste promueven las reflexión en la industria y estamos seguros que va a reaccionar”.

Agrego la nota aparecida en El Mercurio:

Encuesta nacional 2005 Sexo, calidad y lenguaje: las razones de la insatisfacción con la TV

Jueves 16 de junio de 2005

Los televidentes no están contentos y así lo demuestra el 58,8% de televidentes disconformes, según estudio del CNTV.

Soledad Gutiérrez

En seis años los números se dieron vuelta. Si en 1999 el 55,6% de los televidentes decía estar satisfecho con la TV abierta, en 2005 el 58,8% opina exactamente lo contrario: están poco o nada satisfechos con lo que ven en la pantalla chica. Son los datos de la quinta encuesta nacional de televisión, que cada tres años hace el CNTV junto a Adimark.

Aunque aumentan los televidentes que ven en la TV atributos positivos, como que es el medio más entretenido (76,3%) y más cercano a la gente (66,1%), baja la cantidad de personas que lo consideran el más educativo (de 69,9 % en 1999 a 63% en 2005) y más informativo (de 65,5% a 62,2% en 2005).

La insatisfacción tiene razones. Desde la más general ("programas malos") a otros reclamos más específicos (ver infografía), y también se relaciona con la valoración de lo que se ve: el 57,5% declara haber escuchado o visto contenidos inadecuados, como el "vocabulario grosero" y las "escenas de sexo y desnudos". También complica a los televidentes la violencia (pero desciende en relación a 2002) y el "trato discriminatorio", que debuta como un factor en esta encuesta.

Según la presidenta del CNTV, Patricia Politzer, el que se mencione la discriminación "da cuenta de un cambio cultural de la sociedad". Por ejem plo, los televidentes consideran que los indígenas, la tercera edad, los trabajadores y sectores populares, los jóvenes, los discapacitados y los homosexuales (entre otros) son mostrados en la TV "peor de lo que son".

Por géneros, los programas de TV abierta tienen distintos rangos de aprobación. Los informativos logran un 72,1% de notas 6 y 7, y los programas infantiles cosechan un 43% en ese ítem. Las teleseries bajan en su aprobación de 57,1% en 2002 a 52,2% en 2005. Los televidentes hacen matices; un ejemplo son los programas nocturnos de entretención. Por un lado están muy en contra por "poco diversos" (75,8%) y sexistas (71,8%), entre otras razones. Pero por otro los reconocen por "hacer reír" (75,4%) y "ayudar a relajarse" (59,8%).

Básicos

Los chilenos ven televisión un promedio de 3 horas 4 minutos.

73,3% de los encuestados declara ver noticieros todos los días, y el 72,1% los evalúa con nota 6 o 7.

93,6% opina que debe existir regulación en televisión abierta. En TV pagada es de 82,7%.

La TV abierta es el medio más consumido (79,1%). Lo sigue la radio (60,1%), TV pagada (24,7%), diarios (22,6%) e internet (15,3%).

A diferencia de la TV abierta, los satisfechos con la TV cable y satelital aumentan: de 59,1% en 2002 a 69,3% en 2005.

75% prefiere los programas producidos en Chile.

¿Tiene razón el público? Dos miradas al respecto:

Jaime de Aguirre, director ejecutivo de Chilevisión

"Todo se puede mejorar, y la televisión también. Pero sé que el nivel de satisfacción que existe hoy entre las audiencias locales respecto de la TV abierta es igual o superior al que hay en países desarrollados. Es normal que el público no esté completamente conforme, porque hay muchas demandas, y siempre se puede dar más cabida a la representación social en la pantalla. Pero no es una casualidad que el cable no haya crecido y que, a cambio, hoy se vea igual o más TV abierta".

Sergio Godoy, académico de la UC

"Esto pasa porque hay dos procesos paralelos. Uno, los televidentes están más críticos (entre otras cosas porque tienen acceso a más contenidos). Y dos, los canales se han ido por las sandías caladas, fórmulas que no requieren mucho esfuerzo. Es un círculo vicioso. La gente le asigna alto valor a la entretención, pero también descubre que esos programas están muy repetidos y los canales no se arriesgan a cambiar y terminan cazados por eso, para sobrevivir y poder financiarse".