Creer para ver (con Patricio Navia)

Creer para verArturo Arriagada (1) y Patricio Navia (2) ICSO, Universidad Diego Portales El Mercurio, Reportajes, Septiembre 25, 2005

Si bien sabemos que los medios de comunicación influencian la forma en que las personas perciben el mundo, también parece haber evidencia que la gente selecciona sus medios informativos en base a sus propias percepciones políticas. La reciente encuesta ICSO-UDP (www.icso.cl) permite evaluar la relación entre la forma que los chilenos entienden el mundo que los rodea y los medios de información que escogen. En tanto las noticias son también un producto de consumo, los medios de comunicación deben escoger entre construir una oferta que satisfaga la diversidad de visiones de la sociedad o concentrarse en nichos específicos de valores morales y visiones políticas.

TVN lidera entre los canales más vistos por los chilenos (33,3%). Lo sigue el Canal 13 (27,2%), Chilevisión (16,8%) y Mega (15,6%). Entre las personas de más ingresos (grupos socioeconómicos ABC1 y C2), el Canal 13 es el más visto, seguido de TVN y Chilevisión. Entre las personas de menos ingresos (C3, D y E), lidera TVN, seguido de Canal 13 y Mega. Por cierto, estas cifras difieren de las entregadas por el peoplemeter ya que la encuesta ICSO pregunta por el canal que la gente ve, no mide si efectivamente las personas lo sintonizan.

Los principales canales reciben notas similares a la hora de evaluar la información que entregan. Canal 13 y TVN tiene un promedio de 6,8 (de un máximo de 10), Chilevision un 6,5 y Mega un 6,4. Pero la evaluación que hacen las personas varía dependiendo de su posición política. Los que se declaran simpatizantes de un partido de la Concertación (PDC, PS, PPD o PRSD, el 27,4% del total) evalúan mejor al Canal 13 (6,9) y TVN (6,8). La evaluación que hacen de Mega es más baja (6,5). A su vez, los adherentes de los partidos de la Alianza (14,9%) evalúan mejor al Canal 13 (7,4) y Mega (6,7). Los adherentes a ningún partido (48,2%) evalúan igualmente bien al Canal 13 y a TVN (6,8%), con Mega ocupando el tercer lugar (6,6) y Chilevisión en cuarta posición (6,5). Más que una evaluación objetiva de la realidad, los adherentes de distintos partidos y tendencias parecieran premiar a aquellos canales que se perciben como más cercanos a sus propias posturas políticas.

Un 46,6% de los encuestados ve en forma positiva el futuro del país. Pero la audiencia de TVN y Chilevisión es más optimista (49,9% y 48,3% respectivamente). A su vez, hay menos optimistas entre los que ven Mega y La Red (40,3% y 34,1%). Sólo un 11,8% de los chilenos cree que las cosas serán peor en el futuro. Pero ese porcentaje aumenta entre la audiencia de Chilevisión (14,1%) y Mega (13,6%). Si bien el 41,6% cree que las cosas serán iguales en el futuro, sólo el 37,6% de la audiencia de Chilevisión piensa así. Mientras los espectadores de Chilevisión parecen tener ideas más marcadas (ya sean optimistas o pesimistas), los espectadores de TVN y Canal 13 parecen ser más optimistas que los de Mega.

Aunque la encuesta mostró a Bachelet liderando (47,3%), y Lavín (18,3%) y Piñera (17,2%) en un empate estadístico, las preferencias varían sustancialmente dependiendo del canal de televisión que usan las personas para informarse. Bachelet obtiene mayor apoyo entre los que se informan por TVN (59%). Su adhesión más baja la alcanza entre los que ven Mega (35,3%) y Canal 13 (35,1%). Lavín logra su mayor apoyo entre la audiencia de Mega (31%) y La Red (23%), y su peor apoyo entre la audiencia de TVN (15%) y Chilevisión (9%)posiblemente porque este canal es más visto por personas de mayores ingresos, donde Lavín tiene menos apoyo. Piñera obtiene más apoyo entre los que ven el Canal 13 (25%) y Chilevisión (22%), mientras que su adhesión más baja la logra en la audiencia de TVN (12,4%), Mega (12,4%) y La Red (7%), lo que también refleja su debilidad en los segmentos de menores ingresos.

Aparentemente, los chilenos se informan por canales de televisión que reflejan sus propias visiones de mundo. Seguramente dichas visiones se nutren y fortalecen gracias a la información que reciben de esos medios. Pero hay suficiente evidencia para sugerir que los chilenos usan la lógica del creer para ver a la hora de escoger los canales de televisión a través de los cuales reciben, procesan y filtran información sobre el país y el mundo.