Falta de Transparencia

Jueves 5 de Enero 2006Falta de transparencia Arturo Arriagada Facultad de Comunicación Universidad Diego Portales

Mientras los candidatos a la presidencia no encuentren las formas para dar a conocer los mecanismos de financiamiento de sus campañas, así como también la manera cómo llevarán a cabo sus promesas de gobierno, la democracia en Chile seguirá con una deuda pendiente y los medios de comunicación continuarán siendo transcriptores de declaraciones y peleas políticas.

Si se crea una instancia como un debate televisivo para que los candidatos a la presidencia del país den a conocer sus propuestas de campaña, la gran debilidad de Michelle Bachelet y Sebastián Piñera en el espectáculo de anoche fue su incapacidad para explicar las formas y los recursos económicos que les permitirán responder a las expectativas de los ciudadanos. Fue la pregunta por la transparencia en el uso de platas políticas y gastos de campaña la que reflejó la debilidad de los candidatos para encantar a nuevos electores o convencer a aquellos indecisos con respuestas que permitan diferencias sus propuestas. Si ambos candidatos tienen programas similares, además de eludir el detalle de sus gastos de campaña, el debate televisivo se transforma en una vitrina para dar respuestas a audiencias específicas más que al electorado en general.

Por esta razón, Piñera trató de cautivar a todos los nichos: militares, demócrata cristianos, empresarios, elite, liberales, UDIs, etc. Bachelet, por otro lado, se centró en convencer a un pequeño grupo de indecisos para alcanzar el triunfo y aspirar a convertirse en la primera mujer presidente de Chile.

Más allá del formato que tiene un debate televisado, la transparencia tanto en su gestión y temática obliga a los medios de comunicación a construir un debate propio en pro de la información que dicen transmitir fruto de la necesidad de sus audiencias, más allá de la discusión política. Esto se demostró con el enfrentamiento entre el ex ministro Bitar y Piñera al terminar el debate, ya que la discusión mediática se va a centrar en ese hecho y no en las propuestas de los candidatos, sus diferencias y semejanzas.

Si los medios de comunicación filtran los mensajes de los candidatos, respondiendo a sus propios intereses políticos y comerciales, están al mismo nivel de la falta de transparencia que los candidatos reflejaron a la hora de dar a conocer sus gastos de campaña ¿La razón? No han podido construir una agenda propia más allá de la que han construido los candidatos, y en el caso de hacerlo, los temas se centran en la pelea política o en las relaciones de poder existentes al interior de los respectivos comandos.

No hay que desconocer los avances que ha habido por transparentar el tiraje de diarios e inversión publicitaria, y ver que por primera vez los candidatos a la presidencia esbozan una idea de la forma como financian sus campañas políticas, pero si los medios de comunicación y candidatos no logran transparentar la información que les permite capitalizar tanto la preferencia de las audiencias como los votos de los electores, la democracia en Chile y la transición que se declaró por concluida también se recordará como una estrategia comunicacional.