Hacer las cosas mal ("El Ciudadano", el diario del gobierno)

En su último número, revista Qué Pasa dio a conocer una extraña noticia: el proyecto estrella de Juan carvajal, director de la SECOM, fue aprobado por el ministro Francisco Vidal. Esto significa que el gobierno va a sacar un diario -llamado orignalmente "El CIudadano"- para dar a conocer sus logros. Se va a distribuir a través de las intendencias y adjunto en diarios de circulación nacional. Si el gobierno sabe que los chilenos se informan a través de la televisión y no por medio de los diarios. Si el gobierno sabe que los chilenos no leen. Si el gobierno sabe que la clave para comunicar sus victorias políticas se encuentra en los noticieros informativos. Si el gobierno sabe que Michelle Bachelet es una gran comunicadora cuando tiene que hablarle a la señora Juanita. Si el gobierno sabe que sus logros se pueden comunicar de mejor forma con ministros proactivos, alineados en torno a un mismo mensaje y atentos a las consecuencias de sus palabras. Si el gobierno sabe que para realizar contactos en directo con los medios debe hacer una buena puesta en escena (es cosa de acordarse del desaastre de Chiguayante). ¿Por qué entonces el gobierno decide gastar recursos públicos ($10 millones por edición) para contarle a los chilenos cómo está haciendo la pega y en qué se gasta la plata?Es cosa de revisar algunas encuestas y ver televisión para entender ciertos códigos de las comunicación política. Por eso, "El Ciudadano" es un ejemplo de cómo hacer las cosas mal.

Arturo Arriagada I.

Revista Qué Pasa, 12 de Enero 2008.

Nuevo gabinete, nuevo diario: Carvajal relanza su proyecto estrella

Próximo a debutar se encuentra el proyecto estrella de Juan Carvajal, el jefe de la Secretaría de Comunicaciones de la presidenta Michelle Bachelet. Se trata del periódico impreso El Ciudadano. La concreción del medio es un triunfo del hombre fuerte del Segundo Piso. Él es el mentor de la idea, la que viene fraguando desde el primer semestre del año pasado. La fecha de lanzamiento original era el 28 de septiembre del 2007.

¿Qué pasó? Ricardo Lagos Weber, entonces ministro secretario general de Gobierno, se opuso tenazmente al proyecto, el que finalmente fue desahuciado el miércoles 22 de agosto, cuando se dejó sin efecto el llamado a propuesta pública para la impresión, producción y distribución del periódico.

La disparidad de opiniones frente a esta iniciativa fue un episodio más en la serie de desencuentros que protagonizaron Lagos Weber y Carvajal, mientras el primero estuvo a cargo de la vocería del gobierno.

Sin embargo, tras la salida de Lagos Weber, Carvajal volvió a arremeter con la idea de El Ciudadano, con la diferencia que esta vez sí encontró apoyo en la Segob: Francisco Vidal dio la venia al medio de comunicación.

La intención original de Carvajal era financiar un tiraje de 200 mil ejemplares para ser distribuidos mayoritariamente en intendencias y una porción como suplemento de un diario de circulación nacional.

Según el llamado a licitación del año pasado, la publicación tendría ocho páginas de 27 por 33 centímetros, con un formato de características similares a una revista, pero en un papel de menor calidad.

La propuesta contemplaba un presupuesto de $ 10 millones por edición.

Según fuentes de Palacio, el medio debería lanzar su primer número en los próximos días, justo después del cambio ministerial y dentro de lo que la mandataria ha calificado como la "segunda etapa" de su gestión.

Dentro de La Moneda sigue habiendo visiones dispares sobre la pertinencia de la idea. Sus detractores insisten en que es una pérdida de dinero.