Jóvenes y conectados

6186277110_2bcc74d54a_b.jpg

17 de Agosto, 2012Jóvenes y conectados Revista Qué Pasa Andrés Scherman y Arturo Arriagada Escuela de Periodismo UDP Franca Pavani y Juan Pardo Investigadores de Feedback

Los movimientos ciudadanos de 2011 instalaron la idea de las redes sociales como armas de diálogo social, coordinación y protesta. La Cuarta Encuesta de Jóvenes y Participación de la Universidad Diego Portales refleja la penetración que Facebook y Twitter tienen entre los jóvenes chilenos, y su incidencia sobre el debate social y estudiantil.

El uso de redes sociales -especialmente Facebook- se ha transformado en el medio más frecuente que utiliza la población entre 18 y 39 años para vincularse con el espacio público. Según los datos de la Cuarta Encuesta de Jóvenes y Participación Periodismo UDP-Feedback, el 35% de los encuestados asegura que ha manifestado su opinión sobre algún tema de interés público en las redes sociales, forma de expresión que supera la participación en marchas en las calles (23%), peticiones a las autoridades (16%), reuniones con autoridades (12%) y asistencia a debates en lugares públicos (12%).

El uso de redes sociales para vincularse con los temas públicos es particularmente alto en el segmento entre 18 y 29 años, donde alcanza al 39% (en comparación al 29% que se registra en la población entre 30 y 39 años). En todo caso, si comparamos los resultados con el estudio realizado en 2011, se observa una caída de 5 puntos porcentuales en el uso de redes sociales para expresarse sobre temas de interés común en el grupo entre 18 y 29 años (desde 44% el año pasado a 39% en la actualidad). Lo mismo sucede con formas de manifestación offline, como la presencia en protestas en la vía pública, que cayó de 33% en 2011 a 28% en 2012. Es probable que la disminución en estas dos formas de manifestarse esté vinculada con la menor intensidad que ha mostrado el movimiento estudiantil durante el presente año, la que en el segmento entre 18 y 29 años se ha notado en las redes sociales y en las calles.

Además de utilizarlas como medios de expresión, las redes sociales están jugando un papel importante entre los jóvenes para informarse de temas que forman parte de la discusión pública y que afectan sus intereses, como el movimiento estudiantil. Después de la televisión y las conversaciones con personas cercanas, las redes sociales son el medio más utilizado por la población entre 18 y 29 años para informarse sobre el conflicto estudiantil: 70% de los miembros de ese segmento asegura haber recibido información a través del uso de estas plataformas. Sin embargo, la situación es distinta para el grupo entre 30 y 39 años: en este rango etario el porcentaje que ha utilizado los medios sociales online para informarse del movimiento estudiantil cae a 48%, y estos dispositivos son superados como fuentes informativas por la televisión, las personas cercanas, la radio y los diarios impresos.

En síntesis, de acuerdo al rango etario de la población, al parecer, se van formando dos grupos que se aproximan de forma distinta a las redes sociales. Un grupo más joven que utiliza los medios sociales online tanto para informarse como para expresarse; y otro un poco mayor (30-39 años) que da a conocer sus opiniones en ellas, pero que al momento de informarse derechamente prefiere optar por los medios tradicionales.

Facebook y los chilenos entre 18 y 39 años

Un 81% de los encuestados está registrado en Facebook. De acuerdo al nivel socioeconómico de los usuarios, aparecen algunas diferencias en el acceso a esta red social. Por ejemplo, a mayor nivel socioeconómico mayor la cantidad de usuarios de Facebook. Si un 93% de los encuestados ABC1 está inscrito en esa red social, esta cifra alcanza al 72% en el segmento DE. De acuerdo al género, es igual el porcentaje de hombres (81%) y mujeres (82%) registrados. Ahora bien, entre los registrados son más los que tienen entre 20 y 24 años (92%), en tanto aquellos mayores de 35 años alcanzan un 67%.

Al analizar las frecuencias de uso de Facebook entre jóvenes (18 a 29 años) y adultos (30 a 39 años), también aparecen algunas diferencias. Un 44% de los jóvenes que tienen cuenta en Facebook visitan esta red social todos los días y más de una vez al día, versus un 28% de los adultos. Si todos los usuarios de Facebook declaran usar la red social en promedio 3,5 horas al día, son aquellos entre 18 y 19 años los que alcanzan las 4 horas al día.

¿Qué diferencias se observan en el uso que le dan a Facebook los jóvenes y los adultos? Por ejemplo, 9 de cada 10 usuarios -jóvenes y adultos- declaran utilizar esta red social para contactar amigos. En tanto, los jóvenes utilizan más que los adultos Facebook para “chatear” (91% y 80%), “subir fotos” (82% y 72%), “subir enlaces o compartir contenidos” (71% y 58%), “confirmar asistencia a eventos” (55% y 37%), “subir videos” (47% y 43%), “unirse a grupos” (52% y 33%) y “opinar sobre temas políticos, públicos y ciudadanos” (44% y 39%).

Ya que la mayoría de los usuarios de Facebook utilizan esta red social para estar en contacto con amigos, son interesantes las diferencias que aparecen en esta dimensión entre distintos grupos. Al preguntar por la cantidad de amigos, existen diferencias de acuerdo al nivel socioeconómico de los usuarios. A mayor nivel, mayor la cantidad de amigos. Un usuario de Facebook ABC1 tiene en promedio 349 amigos, en tanto un usuario del segmento DE alcanza los 243. Los hombres tienen en promedio más amigos que las mujeres (325 y 268, respectivamente), y los usuarios más amistosos son aquellos que tienen entre 18 y 19 años (422), mientras aquellos que tienen entre 30 y 34 años declaran tener menos amigos (209) en comparación con los otros grupos de edad. Las mujeres declaran hablar más que los hombres sobre asuntos personales, familiares y relacionados con estudios. Los hombres, en cambio, hablan más que las mujeres sobre fiestas, trabajo y fútbol.

Facebook y Twitter como espacios políticos

Un 33% de los encuestados dice haber usado Facebook para debatir con otros sobre temas “políticos, públicos o ciudadanos”. De ese grupo, a mayor nivel socioeconómico, mayor su uso para esos fines. Un 47% de los usuarios ABC1 han debatido con otros sobre estos temas, en tanto esa cifra alcanza el 26% en el segmento DE. Los hombres debaten más que las mujeres en Facebook (39% y 27%, respectivamente) y finalmente son los más jóvenes (18 y 19 años) los que más usan esta red social para ese fin. Entre quienes usan Facebook como espacio político, los hombres debaten sobre temas públicos más que las mujeres con “amigos”, “compañeros de trabajo”, “familiares” y “personas que no conocen”. Lo mismo ocurre fuera de Facebook, donde los hombres declaran debatir más con estos grupos de personas en relación a las mujeres.

Sólo un 22% de los encuestados declaran tener una cuenta en Twitter. Una minoría de chilenos bastante activos para intercambiar información y debatir sobre asuntos públicos. De este grupo, la mayoría de los jóvenes y adultos utilizan esta red social para intercambiar contenidos. Aunque los adultos entre 20 y 39 años escriben más comentarios que aquellos jóvenes entre 18 y 29 (54% y 38%, respectivamente). Un 28% de quienes tienen cuenta en Twitter declaran haber debatido con otros sobre asuntos públicos, políticos o ciudadanos. De ellos, son más hombres que mujeres (32% y 23%, respectivamente) y se concentran en el grupo socioeconómico C2.

Formas de participación y autocensura

Las actividades asociadas a temas de interés común en que más ha participado la población entre 18 y 39 años durante el último año, están vinculadas con la defensa del medioambiente (39%), mejorar la calidad de vida de los pobres (32%) y mantener espacios públicos (32%). En ninguna de estas preguntas se observan comportamientos distintos entre grupos etarios. Diferencias que sí aparecen al analizar la participación en acciones vinculadas a promover los derechos de los homosexuales, donde el grupo entre 18 y 29 años supera por 5 puntos al resto de los entrevistados (21% vs. 16%). En términos de participación en organizaciones, lidera la asistencia a actividades promovidas por organizaciones de estudiantes (23%), por sobre las juntas de vecinos (20%).

Finalmente, el estudio también permitió identificar los niveles de autocensura de los jóvenes chilenos y su disposición al debate y a aceptar el disenso. Por ejemplo, sólo el 41% de los entrevistados se manifestó totalmente en desacuerdo frente a la afirmación “Cuando no estoy de acuerdo con los demás prefiero seguirles la corriente y no discutir”. Acá nuevamente se observan diferencias entre los grupos etarios, el segmento más joven consistentemente dio cuenta de niveles más bajos de autocensura y una mayor apertura al debate.