Música, fans y medios sociales online

El 30 de Marzo se lanza en Buenos Aires el libro "Titulares, hashtags y videojuegos: La comunicación en la era digital", editado por los académicos Pablo J. Boczkowski y Eugenia Mitchelstein. El libro publicado por editorial Manantial es un compilado de estudios y discusiones sobre las comunicaciones digitales con un foco en América Latina. En el libro aparece un capítulo del académico Arturo Arriagada titulado "La construcción cotidiana del capital digital: fans de la música y tecnologías digitales en el Chile contemporáneo" (ver resumen más abajo). Pueden obtener más información del libro aquí .

"La construcción cotidiana del capital digital: fans de la música y tecnologías digitales en el Chile contemporáneo"

El objetivo de este artículo es comprender cómo los consumidores en la era digital desarrollan habilidades técnicas y culturales para relacionarse con bienes producidos en la industria cultural. Específicamente, se propone una discusión conceptual para abordar el estudio de las mediaciones y cualificaciones en torno a bienes y servicios que despliegan los consumidores en espacios digitales como blogs, sitios web y medios sociales online, dentro del creciente debate sobre la producción y reproducción de mercados en distintas áreas de la industria cultural (Molloy 2010; Jenkins et al. 2012; Baym y Burnett 2009; Castells 2000; Castells 2010). Tomando como caso de estudio las prácticas de un grupo de grupo de 12 fans de la música independiente que desarrollan sitios web sobre la producción cultural de la escena musical local y global, en este capítulo se analiza el papel que tienen estos consumidores como intermediarios entre la producción y consumo de bienes materiales y simbólicos, así como agentes clave en la producción de mercados a través del uso que hacen de una serie de tecnologías digitales.

En la primera parte se discuten los procesos a través de los cuáles los consumidores, al relacionarse con diversas tecnologías digitales, pueden operar como “intermediadores culturales” de los bienes que se producen en la industria cultural. De esta forma, los consumidores se convierten en actores clave para la reproducción de las economías de consumo y la existencia de mercados en torno a los bienes producidos en la industria cultural. En la segunda parte, se propone el concepto de “capital digital”, una experticia técnica en el uso de tecnologías digitales (internet y medios sociales online) y cultural, a través de la mediación de tecnologías y flujos de información. Los consumidores acumulan capital digital en la medida que construyen redes de posicionamiento en espacios digitales que les permiten conectarse con otros campos de producción cultural como el mundo de la publicidad y el marketing. En este proceso, el capital digital es convertido en capital económico.