Chile

El último rito de la moda

El último rito de la moda

El New York Times acaba de lanzar el especial “Intersection”, una serie de entrevistas con “influenciadores” de la moda en distintos países de América Latina. En Santiago, la entrevistada es Valentina Ríos, diseñadora gráfica y creadora del blog de moda Le Freak C’est Chic, un sitio donde habla de las últimas tendencias de la moda, se saca fotos con distintas tenidas (ella misma es la modelo) que luego sube a su sitio, las comparte en Instagram, Facebook y Twitter. Así como Ríos, existen alrededor de 70 blogs de moda en el país, creados principalmente por mujeres –sí, el género sigue siendo una cuestión relevante en este asunto– que armaron en sus computadores sitios que hoy las tienen convertidas en una voz importante sobre las últimas tendencias a nivel local y global. ¿Por qué?

ANTIMEDIOS: Encuesta Jóvenes y Participación 2014 en Qué Pasa

ANTIMEDIOS: Encuesta Jóvenes y Participación 2014 en Qué Pasa

Si 2011 fue el año de la ebullición y el protagonismo de los movimientos sociales encabezados por los jóvenes, datos recientes revelan que 2014 fue el año del silencio de la calle, en ese mismo grupo.Las manifestaciones en la vía pública, la participación en organizaciones estudiantiles e, incluso, el uso de las redes sociales online con fines políticos, entre otros indicadores, sufrieron importantes descensos en 2014, de acuerdo a los resultados de la Encuesta de Jóvenes, Participación y Consumo de Medios realizada por la Escuela de Periodismo de la Universidad Diego Portales y Feedback. Un estudio representativo que se realiza desde 2009 y que ha medido anualmente el comportamiento político de los jóvenes chilenos entre 18 y 29 años.

Los resultados son claros y consistentes: en todas las categorías de participación política que se midieron -entendidas como las actividades que buscan influir sobre las decisiones que toman las autoridades- hay una caída respecto de 2013 y los años previos. La mayoría de las dimensiones estudiadas entre 2009 y 2014 muestran la forma de una U invertida, alcanzando su máximo nivel durante 2011 y comenzando posteriormente un descenso, que se intensificó con fuerza el año recién pasado.

Resurrecting and Remixing for Youtube Fame (by Nell Haynes)

Resurrecting and Remixing for Youtube Fame (by Nell Haynes)

The latest music craze here in Northern Chile is actually a song from 1993. Italian band Corona’s Rhythm of the Night has been stuck in the collective brain of young Chileans for the last two weeks. Though reading the song title or artist’s name might not immediately ring a bell for blog readers, the song reached number 11 on the US Billboard chart and number 2 on the UK singles chart for 18 weeks in the early 1990s. The song is admittedly catchy (to refresh your memory: the original music video on youtube ). But the circumstances of it’s recent popularity in Chile are both coincidental and very much due to a convergence of typically Chilean sociality and the ways social media functions in relation to Polymedia.

La franja del pasado

La franja del pasado

Frente a los cambios en la relación de las personas con los medios -con más fuentes de información, posibilidades tecnológicas para crear, compartir y redefinir contenidos- y en un contexto de constante desconfianza en las instituciones y partidos políticos, ¿qué papel juega la franja televisiva en una campaña presidencial? Desde el punto de vista de las audiencias, se puede pensar que la franja importa menos, pero todavía algo la mantiene ahí -aparte de la ley que la regula- por 20 minutos y dos veces al día, 30 días antes de la elección. Todavía da que hablar en la mesa y en los medios, aunque menos. Predica a los conversos, no cambia opiniones, pero todavía parte de sus contenidos se comentan en los medios sociales y promueven conversaciones que la mantienen con vida. Estable dentro de su gravedad.

Partituras en la era de Rock Band

Partituras en la era de Rock Band

En el escenario actual, donde las formas de producir, distribuir y escuchar música están cada vez más asociadas y acotadas al formato digital, lo nuevo de Beck podría interpretarse como algo retrógrado. Difundir la música en partituras era algo común antes de la creación de los sistemas de grabación y reproducción de sonidos. Pero al quitar el velo de la nostalgia es posible indagar sobre la relación entre personas, tecnologías y música.

Información pública y de calidad

¿Es muy osado comparar la crisis de la educación -y la discusión en torno al lucro- con la de cualquier canal de televisión, TVN incluido? A veces no lo es tanto, ya que podríamos pensar que las dinámicas actuales de producción de contenidos televisivos -cuyo fin es acaparar la mayor cantidad de audiencia- tiene "externalidades" como el programa Contacto. Al ser los medios negocios y actores políticos que se mueven en el ámbito de lo público, es hora de que todos quienes conforman la "industria de medios" mejoren el nivel de la calidad del producto que entregan, por lo menos, apostando a la diferenciación de la oferta de contenidos.

Nuevos Ciudadanos y 7 años de Antimedios

En este artículo publicado en la última edición de Revista Qué Pasa junto a Sebastián Valenzuela, académico de la UC, discutimos la relación entre el uso de tecnología y la participación política del movimiento estudiantil.

Este artículo también es la posibilidad de celebrar los 7 años de Antimedios. La idea de Antimedios siempre ha sido ser un espacio de discusión en torno al papel que juegan los medios de comunicación en la sociedad, así como la manera en que los chilenos consumen estos medios. Estas discusiones se han ido ampliando con la masificación de nuevas tecnologías como las redes sociales y el acceso a Internet. 

Aprovecho de agradecer a los lectores de Antimedios por su paciencia para leer o borrar cada uno de estos envíos. Por un Chile en el que se pueda analizar y discutir el rol de los medios y las tecnologías en la sociedad, Antimedios quiere ser un aporte en ese proceso.

Especial sobre medios en The Economist

Adjunto dos artículos que me parece interesante comentar. El primero plantea que la cobertura de los medios tiene que priorizar la transparencia y la fiscalización por sobre la objetividad. Cuando lo privado se hace público, en la era de Internet, cuesta entender que los medios sigan apelando a la objetividad como su principal capital. Hoy los medios más consumidos -y por ende los más rentables- fiscalizan al gobierno de turno y revelan sus preferencias políticas. En Chile esa es tarea pendiente, pero no por ello lejana. Por ejemplo, un 55% de los encuestados señaló en 2010 que los diarios debieran hacer públicas sus preferencias políticas en tiempos de elecciones (Conicyt, UDP & Feedback, 2010). Lo mismo tiene que ocurrir con analistas de medios que no revelan sus conflictos de interés ni sus afiliaciones al momento de analizar fenómenos sociales. Cuando los analistas transparentan sus intereses contribuyen tanto a la calidad del debate público como a la credibilidad de los medios de comunicación que les dan tribuna.

¡Linkeando, creando, poder popular!

Los chilenos estamos frente a una de las elecciones presidenciales más importantes de la historia. No sólo por lo incierto de sus resultados, sino también porque las demandas ciudadanas de mayor participación en los procesos políticos comienzan a encontrar en internet su espacio natural. Si la campaña por el No reflejó el poder de la televisión para estimular la deliberación y participación política, la elección presidencial de 2009 será recordada -entre otras cosas- por ser la primera que integra el uso de internet en distintas dimensiones de la campaña.

¿Nuevos medios, nuevos ciudadanos?

Los medios de comunicación son una de las plataformas más importantes que utilizan los gobiernos para comunicarse con la ciudadanía. Debates, conferencias, franjas electorales, etc. son parte de las acciones que ejecutan los políticos para captar la atención de los ciudadanos. ¿Pero la información política que presentan los medios tiene algún impacto en las preferencias de los ciudadanos? Hasta el momento la evidencia de investigaciones señala que la información de los medios (nuevos y tradicionales) sólo refuerza el interés por la política en aquellos interesados en ella, pero no cautiva a aquellos que "no están ni ahí". Y qué mejor grupo que los jóvenes para "no estar ni ahí".

En el caso chileno la participación política de los jóvenes es baja. Ya sea por la ausencia de incentivos para que se inscriban en los registros electorales o los pocos beneficios que consideran obtener al votar, los jóvenes no están muy interesados en "ejercer su ciudadanía". Si bien la última encuesta del INJUV señala que los jóvenes en Chile no tienen interés en participar en partidos políticos, utilizan la televisión para informarse sobre lo que pasa en el país.

Ya que esta encuesta no consulta sobre el interés de los jóvenes por los "nuevos medios" (sólo pregunta por Internet) no podemos tener información para estudiar el consumo mediático de las nuevas generaciones. Pero a simple vista, podríamos decir que si los jóvenes dicen informarse a través de la televisión y no se inscriben -más allá de otros factores- la información de los medios no estimula la participación ciudadana (entendida como votar o tener interés en política).

En EE.UU. los nuevos medios como Facebook, MySpace y los mismos diarios online son utilizados con frecuencia por jóvenes. Lo interesante es que -en el caso de las noticias- estas las leen más por la recomendación de los amigos que por el interés de estar "informado". En EE.UU. las primarias demócratas han generado una mayor participación política juvenil y a juicio de este artículo publicado en el New York Times, los jóvenes gringos tienden a esperar las noticias más que ir a buscarlas. Por esto lo que antes era el "boca a boca" hoy se convierte en el "link a link". Entonces atención candidatos, en Chile hay que monitorear lo que está pasando con los jóvenes y los nuevos medios. No todo es tener una cuenta en Facebook para ser un candidato "moderno".

Arturo Arriagada I.

"La prensa no puede prostituirse por el público"

Revista Capital No 219, Diciembre de 2007.
David McCraw
Abogado vicepresidente del New York Times

“La prensa no puede prostituirse por el público”

Puede que el New York Times ocupe el tercer lugar entre los diarios más leídos de Estados Unidos, pero su influencia en la clase política es indiscutible. Conscientes de este prestigio, el Times se la juega constantemente por acceder a toda la información, incluso aquella que importuna a los gobiernos de turno. Detrás de esa lucha hay un hombre: David McCraw, quien conversó en Lima, Perú, con Arturo Arriagada I.

Publicidad engañosa

El placement (o publicidad que se realiza como parte del contenido de los programas en televisión) es el nuevo caballo de batalla de la industria televisiva. Si antes un comercial pudo ser parte de la memoria colectiva de cualquier televidente -como el "cómprate un auto Perico"- hoy las cervezas en Lost o las salchichas de Huaquimán y Tolosa son la nueva forma de hacer publicidad en televisión.
Una columna mía donde discuto la relación entre la publicidad que presentan los canales de televisión, y el impacto que genera en las audiencias.

Marcar Agenda

La objetividad de los medios de comunicación nunca ha existido, por lo tanto uno no se puede sorprender por la información que publica El Mercurio, The Clinic o La Nación –menos el presidente Lagos- como cualquier otro medio que responde a ciertos intereses políticos, sociales y económicos que van más allá de la mera objetividad que éstos aspiran lograr para vender su información a sus audiencias. Marcar agenda es el verdadero objetivo tanto de los medios como de aquellos que quieren influir en ellos para dar a conocer sus visiones de mundo.