Comunicacion Politica

¿Datos duros, medios blandos?

¿Datos duros, medios blandos?

El fracaso que se le atribuye a las encuestas por no predecir los resultados electorales en la reciente elección municipal evidencia dos problemas. La centralidad que éstas adquieren en la vida pública, principalmente en la agenda política; y el papel que juegan los medios de comunicación a la hora de difundir y validar encuestas de dudosa calidad. Ambos procesos son parte de una disfunción electoral que atenta contra la confianza en los discursos que circulan en la esfera pública, así como también en la calidad de la democracia.

Todos los medios del Presidente

Tal como lo hicieron Lagos y Bachelet en sus épocas de menor popularidad, la semana pasada el Presidente Piñera disparó contra los noticieros de televisión: "No todo lo que pasa en nuestro país es malo, como pretenden presentarlo los canales de televisión. Chile es mucho mejor que lo que vemos todas las noches en los noticiarios. Si bien está en todo su derecho, Piñera equivoca el rumbo si cree que la prensa maneja a discreción la agenda noticiosa.

La Concertación se divorcia de la opinión pública

Ayer se firmó el divorcio entre la Concertación y los chilenos. Después de un matrimonio de 20 años, la mayoría de los ciudadanos consideró necesario construir una nueva relación con la Coalición por el Cambio. Pero los matrimonios dejan hijos, amigos e historias en común. Para terminar con la tristeza propia de un quiebre sentimental, Piñera tiene que darle continuidad y novedad al relato concertacionista de respeto a los derechos humanos, el ejercicio de las libertades individuales y el modelo económico con rostro humano.

Victimización como política comunicacional

Los altos niveles de aprobación a la gestión de Michelle Bachelet han sido atribuidos al manejo económico de su gobierno, pero también se deben a su capacidad para construir una política comunicacional basada en la victimización de su figura. Bachelet fue la primera mujer en llegar a La Moneda -y probablemente así quedará en los libros de historia- pero también una víctima de la Concertación y de una forma de hacer política que no era santo de su devoción y que terminó usando a su favor.

Rostros y votos

En cierta medida, la figuración de Karen Doggenweiler ha redefinido la influencia de las figuras televisivas que apoyan a los candidatos. Al combinar su rol de animadora con el de esposa de un candidato, fusiona los códigos de la política y la televisión a un nivel que no tiene precedentes. Al llevar su propio rating a la campaña, Doggenweiler neutraliza el que hasta ahora era un factor que favorecía a las campañas de la Concertación.

Prueba de cámara

Así como las pruebas de cámara permiten elegir al mejor actor para interpretar un papel en una película, los debates presidenciales debieran ser una instancia para que los ciudadanos vean en acción a potenciales presidentes de la república para luego decidir por quien votar. Pero en Chile los debates parecen ser un encuentro entre miembros de la elite que interpretan siempre al mismo personaje que teme discutir y así diferenciar sus posiciones frente a los temas de interés público.

Tironi, el mentalista

"A la derecha le falta un Tironi". Ese es el diagnóstico al que llega la Alianza cada vez que pierde una elección presidencial. El eterno asesor comunicacional de la Concertación se ha encargado de leer con éxito la mente de los chilenos para levantar o salvar campañas presidenciales. Ahora el desafío de Tironi está en interpretar a un país cansado después de un matrimonio de 20 años con la coalición de gobierno, mientras la derecha sigue buscando cómo hacer esa pega.

Una verdad incómoda

Para representar las diferencias entre aquellos que se atienden en el sistema de salud público y las clínicas de cota mil, Piñera cometió un error al utilizar como ejemplo a Ema Velasco. Si en el Chile actual todavía no somos todos iguales, el desafío para Piñera es explicar de qué forma va a revertir esa realidad en caso de llegar a La Moneda.

Otra cosa es con delantal

En una semana donde la agenda pública ha estado copada con historias de pacientes que requieren transplantes de órganos, ahora el transplantado fue el ministro del Interior. Más allá de las coincidencias, la operación de Pérez Yoma dejó al descubierto tanto errores como aciertos comunicacionales de La Moneda. Por una parte, nadie sabía respecto de la condición de salud del ministro. Por otra, fue Bachelet la que habló del tema con los medios y no Carolina Tohá, la nueva vocera de gobierno.

Lo importante del relato

Más allá de los anuncios y la cantidad de recursos que serán invertidos en el país, en su discurso de ayer Michelle Bachelet perdió la oportunidad de invitar a los chilenos a pensar y creer en el Chile del futuro. En tiempos donde escasean los relatos que conecten a actores políticos y ciudadanos en un proyecto común de país, ya no basta con la sola enumeración de medidas y beneficios para cumplir con las expectativas y visiones de futuro de los chilenos. De esta manera, Bachelet cumplió su profecía de terminar su gobierno antes de tiempo, y de paso, demostrar el vacío existente en la clase política para liderar este desafío.

Matrimonio por conveniencia

21 de Abril, 2008
El Mostrador.cl
Matrimonio por conveniencia
Arturo Arriagada I.

Al ser la principal plataforma para comunicar masivamente los logros de un gobierno, los medios de comunicación se han convertido en actores clave de la política actual. Para que un gobierno sea calificado como exitoso, debe haber mostrado sus triunfos por televisión. Pero para saber si un gobierno lo ha hecho bien o mal, los medios son los llamados a fiscalizarlos. Por esto, el montaje que quedó al descubierto durante la inauguración de un hospital en Curepto, refleja tanto los problemas del gobierno de Bachelet para comunicar sus triunfos, como la escasa capacidad de fiscalización de los medios de comunicación.

Aprobada con reparos

17 de Abril de 2008
Aprobada con reparos
Arturo Arriagada I.

www.elmostrador.cl

Al cambiar el eje de la discusión desde la corrupción hacia la desigualdad y la discriminación, Yasna Provoste se presentó como la primera víctima del desalojo de la Concertación. Pero esa estrategia comunicacional –que aprobó con reparos al igual que la acusación constitucional en su contra-, no servirá de nada si Bachelet insiste en reforzar la idea del femicidio político. Ahora el desafío para el gobierno es demostrarle a los chilenos que puede mejorar la calidad de la educación, en vez de llorar por el recuerdo de aquellos que cayeron en el intento.

Aprobada con Reparos

Al cambiar el eje de la discusión desde la corrupción hacia la desigualdad y la discriminación, Yasna Provoste se presentó como la primera víctima del desalojo de la Concertación. Pero esa estrategia comunicacional -que aprobó con reparos al igual que la acusación constitucional en su contra-, no servirá de nada si Bachelet insiste en reforzar la idea del femicidio político. Ahora el desafío para el gobierno es demostrarle a los chilenos que puede mejorar la calidad de la educación, en vez de llorar por el recuerdo de aquellos que cayeron en el intento. Esta columna fue publicada en El Mostrador.cl

Arturo Arriagada I.

17 de Abril de 2008
Aprobada con reparos
Arturo Arriagada I.
Escuela de Periodismo
Universidad Diego Portales

Hechos, no palabras

El Mostrador.cl
11 de Abril, 2008
Hechos, no palabras

Arturo Arriagada I.
Escuela de Periodismo
Universidad Diego Portales

Los importantes acuerdos políticos e iniciativas legales impulsados por los últimos gobiernos de la Concertación para transparentar el actuar de los organismos públicos, se ven opacados cuando se implementan a medias. Aunque el eslogan de Lagos y Bachelet en materia de transparencia ha sido el “caiga quien caiga”, cuesta entender la lentitud del aparato estatal para implementar mejoras en un ámbito tan sensible para la calidad de la democracia.

Palabra de mujer

http://www.antimedios.cl 

Antes del terremoto ocurrido en La Moneda con la renuncia de Belisario Velasco, escribí esta columna en La Nación Domingo del 30 de Diciembre. Ahora sólo hay que esperar el ministro que tendrá que dar la pelea contra el dominio de Francisco Vidal. A ver sí le da energía al segundo tiempo del gobierno que partió con un autogol al salir a la cancha.

Arturo Arriagada I.

30 de Diciembre, 2007
Palabra de mujer
La Nación Domingo
Arturo Arriagada I.

Cuando Michelle Bachelet ganó la elección presidencial en 2005, los chilenos se colgaron la banda presidencial. Como la gracia de su campaña fue empoderar a los ciudadanos invitándolos a construir una sociedad más justa e inclusiva, en sus dos años restantes de mandato Bachelet deberá cumplir con su palabra. Así será recordada por logros más importantes que el sólo hecho de ser la primera mujer que pisó La Moneda.

¿Yo amo a Bachelet?

12 de Diciembre, 2007¿Yo amo a Bachelet?

Al prometerle al país que su gobierno sería de un estilo “ciudadano”, Michelle Bachelet generó expectativas que la obligaron a abrir las puertas de La Moneda a todos los chilenos. Pero al reunirse con gente ligada al mundo del espectáculo en el palacio de gobierno, Bachelet confunde la empatía con la farándula. Y con ello, la construcción de un liderazgo sustentable en el tiempo.

Una marca se compone de una promesa y una experiencia. Así, la marca de un gobierno no difiere de la de un producto. Una pasta de dientes realiza la misma promesa que un candidato cuando hace campaña. La pasta de dientes promete que, si la usas, no tendrás caries. Y con ello, te invita a vivir la experiencia de lavarte los dientes, la que será distinta a la que promete la competencia. El “bacheletismo” fue la marca que la Concertación creó para enfrentar una compleja elección presidencial. En ella, Bachelet prometió que en su gobierno nadie se repite el plato, así como también más participación para los ciudadanos. Pero la experiencia no ha estado a la altura de la promesa.

En el caso de su primera promesa, Bachelet ha debido suplir inexperiencia política con repeticiones de plato. Pero si su apretada agenda le impide reunirse con ciudadanos que quieren dar a conocer sus problemas, Bachelet no debiera juntarse con el artista de turno que visita el país. Porque su promesa fue escuchar a los chilenos, la experiencia que ellos han tenido se asocia más a portazos en la cara que a reuniones en La Moneda. Bachelet se equivoca al confundir empatía con farándula. Si bien es atractivo ver a una gobernante sacándose una foto con artistas como Antonio Banderas, Penélope Cruz, Miguel Bosé, Serrat, Sting o Shakira, entre otros, los deudores habitacionales seguirán encargados de aguarle cada una de sus apariciones en público por negarles una audiencia.

Cuando el gobierno adolece de serios problemas para comunicar sus logros, con dichas acciones atenta contra el capital político de Bachelet. Ya que no cumple lo que promete, Bachelet será recordada como la presidenta de los famosos en vez de la presidenta de los chilenos. Al ser la primera mujer que gana una elección presidencial en Chile, Bachelet se ha convertido en el ícono de nuevas campañas como la de Cristina Kichner o Hillary Clinton. Pero en vez de potenciar su liderazgo con alianzas políticas a nivel mundial, sólo se ha quedado en anécdotas.

Para revertir este escenario, Bachelet tiene que tomar decisiones respecto las demandas de ciertos grupos de ciudadanos. Cuando los deudores habitacionales claman por una solución, Bachelet debe sacarse una foto con ellos en sus casas Serviu con sus deudas repactadas. Cuando los secundarios claman por mejoras en el sistema educacional, ella debe liderarlas y asistir a las salas de clases. Cuando los chilenos no entienden las victorias y acuerdos que el gobierno está logrando, Bachelet debe comunicarlos. De esta forma, su gobierno será cercano y competente, y no una promesa inconclusa que negó la invitación a los chilenos a vivir la marca del bacheletismo.

El caso de Álvaro Ballero- ese personaje que inundó las pantallas de televisión luego de su paso por un reality show- es similar al de Bachelet. Si Ballero le dijo al país que él comandaba la revolución de la televisión en Chile, Bachelet nos habló de participación e integración en las decisiones públicas. Promesas y experiencias ue no se cumplen. Cuando Ballero no logró dar el ancho con las expectativas, la televisión lo desechó. Si Bachelet no cumple lo que promete, también será olvidada por la ciudadanía. “Yo amo a Ballero” fue la frase de los cinco minutos de fama de un chileno que quiso ser famoso. “Estoy contigo” - sin cumplir el estar con nosotros- quedará en la historia como la frase de una mujer que, sin querer queriendo, terminó siendo presidenta de todos los chilenos.

 

La unión hace la fuerza

http://www.antimedios.cl 

6 de Diciembre, 2007
La unión hace la fuerza
Arturo Arriagada I.
Escuela de Periodismo
Universidad Diego Portales

La salida del vocero de gobierno Ricardo Lagos Weber no es más importante que el regreso de Francisco Vidal a La Moneda. Porque el ex ministro de Lagos tendrá el desafío de comunicar a la ciudadanía cada uno de los logros de Bachelet - así como frenar los ataques de la derecha- también deberá evitar la defensa corporativa del legado del ex presidente más criticado de los últimos años. Si lo logra, Bachelet acierta al unirse al entorno de Lagos para terminar su gobierno de manera digna.

Power to the people (You Tube y CNN en debate político)

"¿Qué significa ser liberal?" Esa fue la primera pregunta que realizó un ciudadano de California a Hillary Clinton, en un debate entre los candidatos demócratas a la presidencia de EE.UU. televisado por CNN y donde los ciudadanos tuvieron la palabra a través de videos subidos al portal You Tube. La fusión de potentes medios de comunicación para transmitir el primer debate sin periodistas, donde el ciudadano es el protagonista y quien hace las preguntas, refleja tanto la capacidad que tiene la política estadounidense de renovar su propuesta para captar nuevos electores, como el escaso manejo que tienen los políticos nacionales para integrar nuevos códigos a la comunicación política.

Arturo Arriagada I.