Rafael Gumucio

Pitéate un Flaite

La campaña de Radio Carolina que llamaba a "pitearse a un flaite" despertó los instintos más clasistas como los más humanistas e igualitarios de muchos ciudadanos. El problema de este tipo de campañas es que muestran una forma de ver el mundo que se mantiene escondida debajo de las alfombras de muchos hogares, colegios, universidades y grupos de interés que se envuelven en los discursos pro igualdad, pero que terminan abogando por las diferencias a la hora de salvar los propios intereses y los de sus grupos "distintos". You know what I mean.
En eso los candidatos presidenciales han tenido gran responsabilidad. Una cosa es la delincuencia que hay que sancionar y otra es el estigma que se le cuelga a los "pobres", los que "necesitan que estén con ellos", los que quieren "alas para volar" o a los que les dicen que "se puede".
Una notable columna de Rafael Gumucio publicada ayer domingo en LUN.