Medios

Compartir para existir

Compartir para existir

¿Por qué compartimos contenidos en las redes sociales? ¿Qué esperamos cuando subimos una foto a Facebook? Estas fueron las preguntas que nos hicimos un grupo de investigadores como parte del proyecto de investigación “Comparto, luego existo” (www.compartoluegoexisto.tumblr.com) hace más de un año. Para contestarlas, seguimos y entrevistamos durante nueve meses a 25 jóvenes entre 18 y 29 años en Santiago. Llegamos a la conclusión de que las redes sociales —y Facebook en particular— son espacios donde compartimos lo que somos con distintos fines: para existir, recordar y socializar con otros. La sorpresa fue el rol que tienen los “me gusta” para medir el impacto de nuestra socialización.

El último rito de la moda

El último rito de la moda

El New York Times acaba de lanzar el especial “Intersection”, una serie de entrevistas con “influenciadores” de la moda en distintos países de América Latina. En Santiago, la entrevistada es Valentina Ríos, diseñadora gráfica y creadora del blog de moda Le Freak C’est Chic, un sitio donde habla de las últimas tendencias de la moda, se saca fotos con distintas tenidas (ella misma es la modelo) que luego sube a su sitio, las comparte en Instagram, Facebook y Twitter. Así como Ríos, existen alrededor de 70 blogs de moda en el país, creados principalmente por mujeres –sí, el género sigue siendo una cuestión relevante en este asunto– que armaron en sus computadores sitios que hoy las tienen convertidas en una voz importante sobre las últimas tendencias a nivel local y global. ¿Por qué?

Cómo jubilan los celulares

Cómo jubilan los celulares

Compramos tecnología por la novedad, por estatus o por simple necesidad. Pero varios estudios sugieren que a la hora de deshacernos de los aparatos somos más afectivos que pragmáticos. Mover la tecnología antigua en otros círculos de adquisición o acumulación de desechos es un proceso aún desconocido, altamente desestructurado y desregulado, entendiendo esto como la falta de práctica y conocimiento a la hora de desechar tecnología. Dada esta incertidumbre, los aparatos terminan aglomerados en bodegas, clósets y cajones, pero sobre todo en basurales que nos enfrentan a la pregunta sobre lo desechable que puede ser nuestra relación con las tecnologías -y por qué no, a ratos- con el mundo.

Con peras y manzanas

Con peras y manzanas

Durante 45 días, 36 chilenos de seis ciudades del país escribieron en un diario de vida su relación con los medios de comunicación y las tecnologías digitales. Entre las conclusiones: los ciudadanos demandan más explicación y opinión.“Diarios de vida de las audiencias chilenas” nos permite reflexionar respecto del papel que juega la información sobre los asuntos públicos en la vida cotidiana. Las noticias, ese producto que intenta reducir realidades complejas a seis preguntas (¿Qué?, ¿Quién?, ¿Cómo?, ¿Cuándo?, ¿Dónde? y ¿Por qué?), están siendo cuestionadas por las audiencias, al igual que el rol de periodistas y conductores de noticias a la hora de informar.

ANTIMEDIOS: Encuesta Jóvenes y Participación 2014 en Qué Pasa

ANTIMEDIOS: Encuesta Jóvenes y Participación 2014 en Qué Pasa

Si 2011 fue el año de la ebullición y el protagonismo de los movimientos sociales encabezados por los jóvenes, datos recientes revelan que 2014 fue el año del silencio de la calle, en ese mismo grupo.Las manifestaciones en la vía pública, la participación en organizaciones estudiantiles e, incluso, el uso de las redes sociales online con fines políticos, entre otros indicadores, sufrieron importantes descensos en 2014, de acuerdo a los resultados de la Encuesta de Jóvenes, Participación y Consumo de Medios realizada por la Escuela de Periodismo de la Universidad Diego Portales y Feedback. Un estudio representativo que se realiza desde 2009 y que ha medido anualmente el comportamiento político de los jóvenes chilenos entre 18 y 29 años.

Los resultados son claros y consistentes: en todas las categorías de participación política que se midieron -entendidas como las actividades que buscan influir sobre las decisiones que toman las autoridades- hay una caída respecto de 2013 y los años previos. La mayoría de las dimensiones estudiadas entre 2009 y 2014 muestran la forma de una U invertida, alcanzando su máximo nivel durante 2011 y comenzando posteriormente un descenso, que se intensificó con fuerza el año recién pasado.

Los artefactos y sus fines

Los artefactos y sus fines

En la era digital la memoria es frágil y toda tecnología que es considerada como nueva se le atribuye la propiedad de lograr ciertos fines independientes del uso que hagan de ella las personas. ¿Qué hay de nuevo en Facebook o Twitter versus un teléfono más que las ganas de comunicarnos y compartir con otros? ¿No es el teléfono la posibilidad para compartir la intimidad o una experiencia traumática, mientras para otros esa posibilidad está en Facebook? Al igual que los “quipus” de los incas, lo que vemos hoy en distintos espacios digitales como las redes sociales online son los registros de diversas culturas y sus significados.

El Aplicado (entrevista a David Cohn en revista Qué Pasa)

El Aplicado (entrevista a David Cohn en revista Qué Pasa)

Un periodista al escribir una noticia reportea, recolecta información, escribe titulares, selecciona frases, presenta un hecho o una secuencia de hechos y así responde preguntas tales como “¿quién fue el protagonista de la noticia?”, “¿qué hizo?”, “¿dónde?”, “¿cuándo?”, etc. Después de trabajar en la revista Wired y el New York Times, David Cohn intentó darle un giro a esa forma de hacer periodismo y en 2013 desarrolló Circa, una aplicación que organiza las noticias en fragmentos de eventos, estadísticas, citas e imágenes. La aplicación opera como una especie de curador y editor de largos textos que ya fueron escritos por otros periodistas. Circa los selecciona y acorta para que puedan ser leídos en el teléfono celular de manera personalizada. Actualmente, Cohn está a cargo de AJ+, una aplicación donde la información es presentada en “tarjetas” que incluyen información o videos que se pueden compartir con otros usuarios y así conversar sobre temas como el calentamiento global o el virus ébola.

Fans (in) dependientes y tecnologías digitales

Fans (in) dependientes y tecnologías digitales

Un grupo de fans -a través de sus gustos, prácticas y relación con las tecnologías- están teniendo un rol que merece ser tomado en cuenta a la hora de analizar la configuración de la escena musical actual. Como intermediarios entre músicos y audiencias, pero también entre marcas y consumidores, la vida social de los fans también refleja una tensión central de la vida social actual: la negociación individual y colectiva con las formas que adquieren los mercados, así como las relaciones sociales que allí se construyen.

Entrevista a Sam Ford, coautor del libro Spredable Media

Entrevista a Sam Ford, coautor del libro Spredable Media

En Tendencias de La Tercera apareció la entrevista que le hice a Sam Ford, co-autor del libro Spredable Media (NYU Press, 2013). La idea era conversar sobre tres cosas: por qué compartimos contenidos online, qué transformaciones están generando estas prácticas en la economía de las audiencias y, por último, cómo medir el comportamiento de las audiencias en un contexto donde a veces vemos televisión, usamos Twitter y Facebook para comentar lo que vemos, entre otras cosas.

Ficción en la televisión, los hechos reales en la red: un experimento en tiempo real

Cada vez más, vemos televisión y usamos las redes sociales al mismo tiempo, lo que puede producir una gran e inédita conversación. El experto en marketing digital, Andrés Valdivia, ha estado analizando una experiencia concreta de este fenómeno que se llama convergencia a través de las emisiones de la segunda temporada de la serie Los archivos del cardenal.

La franja del pasado

La franja del pasado

Frente a los cambios en la relación de las personas con los medios -con más fuentes de información, posibilidades tecnológicas para crear, compartir y redefinir contenidos- y en un contexto de constante desconfianza en las instituciones y partidos políticos, ¿qué papel juega la franja televisiva en una campaña presidencial? Desde el punto de vista de las audiencias, se puede pensar que la franja importa menos, pero todavía algo la mantiene ahí -aparte de la ley que la regula- por 20 minutos y dos veces al día, 30 días antes de la elección. Todavía da que hablar en la mesa y en los medios, aunque menos. Predica a los conversos, no cambia opiniones, pero todavía parte de sus contenidos se comentan en los medios sociales y promueven conversaciones que la mantienen con vida. Estable dentro de su gravedad.

V Encuesta "Jóvenes y Participación"

V Encuesta "Jóvenes y Participación"

Los jóvenes entre 18 y 29 años son desconfiados de las instituciones, cada vez más liberales y con creciente participación en organizaciones sociales. La Encuesta de Participación y Jóvenes Periodismo UDP-Feedback muestra los principales cambios de este grupo entre 2009 y 2013. ¿Qué opinan los jóvenes ante los desafíos del nuevo gobierno? Según ellos, la educación sigue siendo el problema más importante que enfrenta el país hoy en día. Sin embargo, esta preocupación cayó fuertemente si se la compara con 2011, el año más intenso de las movilizaciones estudiantiles. Mientras en 2011 el 39% de los jóvenes mencionaba que la educación era el tema más importante para los chilenos, el 19% opinó lo mismo en 2013.

Los medios y sus opciones políticas: ¿hora de salir del clóset?

Los medios y sus opciones políticas: ¿hora de salir del clóset?

La reciente campaña presidencial en EE.UU. ha dejado en evidencia una gran diferencia entre la cultura política de ese país y la chilena. La capacidad de la prensa estadounidense de explicitar sus preferencias políticas en tiempos de elecciones (endorsement), refleja el valor de la deliberación y la transparencia en los procesos electorales. Mientras al menos parte de la prensa escrita en Chile no se anime a salir del clóset en tiempos de elecciones, seguirá alimentando las teorías conspirativas de sus detractores y la desconfianza de sus audiencias.

¿Datos duros, medios blandos?

¿Datos duros, medios blandos?

El fracaso que se le atribuye a las encuestas por no predecir los resultados electorales en la reciente elección municipal evidencia dos problemas. La centralidad que éstas adquieren en la vida pública, principalmente en la agenda política; y el papel que juegan los medios de comunicación a la hora de difundir y validar encuestas de dudosa calidad. Ambos procesos son parte de una disfunción electoral que atenta contra la confianza en los discursos que circulan en la esfera pública, así como también en la calidad de la democracia.

Jóvenes y conectados

Jóvenes y conectados

Los movimientos ciudadanos de 2011 instalaron la idea de las redes sociales como armas de diálogo social, coordinación y protesta. La Cuarta Encuesta de Jóvenes y Participación de la Universidad Diego Portales refleja la penetración que Facebook y Twitter tienen entre los jóvenes chilenos, y su incidencia sobre el debate social y estudiantil. De acuerdo al rango etario de la población, al parecer, se van formando dos grupos que se aproximan de forma distinta a las redes sociales. Un grupo más joven que utiliza los medios sociales online tanto para informarse como para expresarse; y otro un poco mayor (30-39 años) que da a conocer sus opiniones en ellas, pero que al momento de informarse derechamente prefiere optar por los medios tradicionales.

Paternalismo tecnológico

Paternalismo tecnológico

Hablar del papel que juega internet en la vida cotidiana de las personas acarrea un montón de supuestos. Desde el ingreso a una nueva economía y al conocimiento, hasta garantizar la entrada a la globalización. El caso del concurso Applícate -convocado por Un Techo para Chile (UTPCh) y Movistar- además de un proyecto de estudiantes de la Universidad Finis Terrae (UFT) inspirado en esta iniciativa, son buenos ejemplos para repensar algunas de las consecuencias de estos supuestos. ¿Es internet una herramienta que garantiza el conocimiento y el acceso a una nueva economía? Aparte de ser grandes promesas, otorgarle ese poder sólo a la tecnología -y no a la relación entre las personas y las tecnologías- es caer en un determinismo tecnológico.

Información pública y de calidad

¿Es muy osado comparar la crisis de la educación -y la discusión en torno al lucro- con la de cualquier canal de televisión, TVN incluido? A veces no lo es tanto, ya que podríamos pensar que las dinámicas actuales de producción de contenidos televisivos -cuyo fin es acaparar la mayor cantidad de audiencia- tiene "externalidades" como el programa Contacto. Al ser los medios negocios y actores políticos que se mueven en el ámbito de lo público, es hora de que todos quienes conforman la "industria de medios" mejoren el nivel de la calidad del producto que entregan, por lo menos, apostando a la diferenciación de la oferta de contenidos.

La vieja tensión social

La vieja tensión social

Más que grandes cambios y novedades, estamos frente a la tensión entre apocalípticos e integrados en relación a las actuales formas de organización social, política y económica. Ambos grupos ven en las tecnologías dispositivos de cambio y continuidad del orden social, respectivamente. La novedad no está en las tecnologías en sí, más bien en esa tensión que las tecnologías ayudan a amplificar y que emerge, por ejemplo, cuando los gobiernos quieren regular los derechos de los usuarios en Internet.

Los nuevos (viejos) fans

Los nuevos (viejos) fans

Uno de los grandes cambios que ha provocado internet es derribar la distinción entre productores y consumidores. Hoy los usuarios producen, consumen, reproducen y distribuyen bienes e información a través de la colaboración y el intercambio online. Estos produsers -la contracción entre "productor" y "usuario"- están siendo actores clave en la configuración de economías de producción cultural. Al combinar sus conocimientos y gustos con el uso de tecnologías, estos individuos actúan como filtros, curadores y recomendadores que agregan valor y significados a los bienes culturales que circulan en estas economías.