featured

¿Datos duros, medios blandos?

¿Datos duros, medios blandos?

El fracaso que se le atribuye a las encuestas por no predecir los resultados electorales en la reciente elección municipal evidencia dos problemas. La centralidad que éstas adquieren en la vida pública, principalmente en la agenda política; y el papel que juegan los medios de comunicación a la hora de difundir y validar encuestas de dudosa calidad. Ambos procesos son parte de una disfunción electoral que atenta contra la confianza en los discursos que circulan en la esfera pública, así como también en la calidad de la democracia.

Jóvenes y conectados

Jóvenes y conectados

Los movimientos ciudadanos de 2011 instalaron la idea de las redes sociales como armas de diálogo social, coordinación y protesta. La Cuarta Encuesta de Jóvenes y Participación de la Universidad Diego Portales refleja la penetración que Facebook y Twitter tienen entre los jóvenes chilenos, y su incidencia sobre el debate social y estudiantil. De acuerdo al rango etario de la población, al parecer, se van formando dos grupos que se aproximan de forma distinta a las redes sociales. Un grupo más joven que utiliza los medios sociales online tanto para informarse como para expresarse; y otro un poco mayor (30-39 años) que da a conocer sus opiniones en ellas, pero que al momento de informarse derechamente prefiere optar por los medios tradicionales.

IV Encuesta Jóvenes, Participación y Medios

IV Encuesta Jóvenes, Participación y Medios

Son casi el 40% del nuevo padrón electoral, y más de cuatro millones de ellos podrán participar en octubre por primera vez en una elección. El grupo que tiene entre 18 y 39 años es la mayor incógnita para las próximas campañas políticas. Ésta es una radiografía de qué piensan, sus preferencias electorales, los temas que les preocupan y cuántos están dispuestos a ir a votar.

Paternalismo tecnológico

Paternalismo tecnológico

Hablar del papel que juega internet en la vida cotidiana de las personas acarrea un montón de supuestos. Desde el ingreso a una nueva economía y al conocimiento, hasta garantizar la entrada a la globalización. El caso del concurso Applícate -convocado por Un Techo para Chile (UTPCh) y Movistar- además de un proyecto de estudiantes de la Universidad Finis Terrae (UFT) inspirado en esta iniciativa, son buenos ejemplos para repensar algunas de las consecuencias de estos supuestos. ¿Es internet una herramienta que garantiza el conocimiento y el acceso a una nueva economía? Aparte de ser grandes promesas, otorgarle ese poder sólo a la tecnología -y no a la relación entre las personas y las tecnologías- es caer en un determinismo tecnológico.

La vieja tensión social

La vieja tensión social

Más que grandes cambios y novedades, estamos frente a la tensión entre apocalípticos e integrados en relación a las actuales formas de organización social, política y económica. Ambos grupos ven en las tecnologías dispositivos de cambio y continuidad del orden social, respectivamente. La novedad no está en las tecnologías en sí, más bien en esa tensión que las tecnologías ayudan a amplificar y que emerge, por ejemplo, cuando los gobiernos quieren regular los derechos de los usuarios en Internet.

Redes Sociales y Experticia Ciudadana: nuevas formas de hacer política (Martín Tironi & J.C Hermosilla)

Redes Sociales y Experticia Ciudadana: nuevas formas de hacer política (Martín Tironi & J.C Hermosilla)

Pero aquí intentaremos desarrollar otra entrada al fenómeno, un enfoque que desde su interior dé cuenta del funcionamiento de los movimientos en curso. Esto implica interrogarse sobre cómo actúan estos movimientos, sobre sus instrumentos y modalidades de acción, sobre las formas en que gestionan sus capacidades y compromisos. Se trata de cartografiar otro tipo de factores —menos generales y más microscópicos, probablemente— que se ponen en escena en los modos de hacer política de hoy en día. No queremos revelar las fuerzas subterráneas que empujan a estos colectivos a actuar, sino, mucho más humildemente, interrogarnos por cómo actúan. Para ello será necesario suspender, por un instante, las grandes retóricas moralistas sobre los movimientos sociales y mirar con atención cómo ejecutan y se encadenan sus acciones.

"The Daily Me" de Joseph Turow sobre industria de publicidad digital

"The Daily Me" de Joseph Turow sobre industria de publicidad digital

Until now, the advertising industry's new media-buying processes have been virtually hidden to all but a relatively few practitioners in the field. No books have been written about the business, and while some excellent trade publications follow its developing story continuously, the particulars they present are more or less opaque to those outside the industry. A few experts in the media-buying field, in fact, told me that they don't try to explain the details of what they do to their clients, the advertisers, or their bosses in the upper reaches of their advertising agencies. They simply wouldn't grasp it. All the clients and the bosses care about, these media buying experts added, is whether they reach their targets with an appropriate return on investment. But from a consumer perspective, from the standpoint of a society aiming for transparency and fairness, this black-box approach is not acceptable.

Pecar por omisión

Pecar por omisión

La transición a la que hoy en día se ven enfrentados los medios chilenos es pasar del "pecar por omisión" al "transparentar sin transar". Para contradecir a quienes critican su desempeño por promover los intereses de sus dueños, los medios tienen que transparentar sus conflictos de interés y hacerse cargo de su papel en la sociedad. Un proceso que implica reflexionar respecto a la centralidad de los medios en la vida cotidiana y la necesidad de diversificar los discursos y voces que a través de ellos circulan en la esfera pública.

Ensayos de un nuevo modelo

Ensayos de un nuevo modelo

El movimiento estudiantil, entre otras cosas, ha develado la incapacidad de las elites chilenas de observar e interpretar ciertos conceptos y prácticas asociadas a la vida pública que hace rato se están redefiniendo. Las demandas por una mayor circulación y distribución del poder político y económico están siendo empujadas desde abajo hacia arriba por grupos organizados que buscan cambiar el paradigma del "modelo impuesto" por uno nuevo, hecho a la medida de esa diversidad. Dos iniciativas ciudadanas dan cuenta de los imaginarios, expectativas y prácticas en torno a estas demandas.