¿Cómo difunden los músicos a través de estas plataformas sus creaciones? ¿Cómo se relacionan músicos y fans a través de las redes sociales? ¿De qué manera los sellos circulan y difunden la producción musical nacional a través de estas plataformas? ¿Qué papel juegan las audiencias en el consumo y difusión de la producción musical de artistas locales a través de estas plataformas tecnológicas?

El proyecto, financiado por el Fondo de la Música (FONDART), propuso estudiar las prácticas y discursos de músicos, sellos y audiencias en relación a diversos medios sociales online (Facebook, Twitter, Instagram y YouTube), en el contexto de la escena musical independiente en Santiago, Valparaíso y Concepción. La idea fue explorar el papel que juegan las tecnologías digitales –y los usos que le dan músicos, sellos y audiencias— en la producción y existencia de la industria musical nacional. 

Consideramos de gran relevancia tanto para el desarrollo y comprensión de la industria cultural local –específicamente de la industria de la música— explorar y analizar las prácticas de las audiencias, sellos y músicos en espacios digitales que hacen de internet un dispositivo en el cual emergen culturas que producen mercados en la industria cultural. Como continuación de trabajos anteriores –y como contribución a la escasa literatura disponible para el caso chileno (ver Arriagada 2014) — este proyecto intenta crear un cuerpo de conocimiento para comprender el papel que juegan audiencias, sellos y músicos en la producción de mercados en la industria musical como consecuencia de su relación con las tecnologías digitales. Para ello el caso de estudio fue la escena musical independiente en tres regiones del país: Santiago, Valparaíso y Concepción. La investigación tuvo un carácter cualitativo de tipo etnográfico con el fin de explorar inductivamente las prácticas, discursos y tecnologías digitales de músicos, sellos y audiencias en la circulación de la producción musical como procesos centrales en la creación de mercados en la industria musical.

Descarga el libro digital con los resultados del estudio  

 
 

Principales resultados

 

La música todavía es una experiencia comunicacional

Aunque las plataformas digitales y sus algoritmos intenten predecir gustos y emociones, la experiencia en torno a la música todavía descansa en la socialización humana y la capacidad que tienen las personas de comunicar sus emociones y reacciones frente a una canción. Ya sea en Spotify, Facebook, Instagram o YouTube, la música todavía funciona como negocio, pero sobre todo como una instancia para relacionarnos y comunicarnos con otros.  

 “GOGLEE MIJA!”. Los músicos y sellos se promocionan permanentemente online

Los medios sociales online son una vitrina permanente para músicos y sellos. Esto demanda un trabajo y un conocimiento que se aprende en la práctica. Músicos y sellos tienen que tomar una serie de decisiones para saber “qué publicar, dónde hacerlo, cómo hablar y a quién hablarle”. Estas decisiones se van ajustando a través de ensayo y error. Los medios sociales online no reemplazan las instancias presenciales de comunicación entre músicos, sellos y fans. Al contrario, las complementan posibilitando un espacio de información y formación de comunidades. Esto demanda una presencia permanente online de músicos y sellos, quienes están siempre entregando contenidos para sus audiencias digitales. 

Las métricas son una fuerza que establece lo que es “exitoso”

Las métricas (likes, retweets, comentarios, reproducciones) son una especie de rating que mide el potencial impacto de la experiencia musical frente al mundo de los medios masivos, el marketing y la publicidad. También ayudan a establecer cierta sistematización del desempeño virtual de las bandas y sellos y funcionan como una suerte de garantía a la hora de planificar el trabajo y tomar riesgos, pero sobre todo para conseguir auspiciadores. Para los sellos Spotify es la fuente más importante de datos duros. Para los músicos, además de Spotify, YouTube y Facebook aparecen como plataformas fundamentales para entender el impacto de su música, así como espacios que hay que alimentar para mantener una activa performance online que se traduce en buenos números. 

La exposición y promoción permanente es un trabajo que nadie paga

Las actividades ligadas a la producción cultural digital hacen visible la precariedad laboral propia de la industria cultural en Chile. Músicos y sellos destinan una gran cantidad de horas a la promoción permanente de actividades y producciones en los medios sociales online. Estas actividades no siempre se traducen en una mayor disposición a pagar por parte de distintos consumidores, desde fans hasta auspiciadores. Nadie paga por el permanente trabajo de promoción en espacios digitales de músicos y sellos. Largas jornadas de trabajo y condiciones laborales precarias que van acompañadas de muchos likes, seguidores y links, no siempre se traducen en mejores ingresos o mayor estabilidad para la realización de las labores creativas y de gestión de músicos y sellos.

Los nuevos fans trabajan online para artistas y sellos

A través de los medios sociales online, las audiencias tienen la oportunidad de acercarse más a sus ídolos, e incluso interactuar y desarrollar una relación más íntima con ellos, ayudados también por la posibilidad de colaborar en la difusión de su música. Facebook, por ejemplo, funciona para los fans como una plataforma que permite crear y consolidar una comunidad en torno a los músicos. Para los músicos, los medios sociales online permiten crear una relación diferente con su audiencia, la que muchas veces va más allá de lo musical. Esa interacción cercana, genera un compromiso de los fans a la hora de apoyar el trabajo de difusión en medios sociales de músicos y sellos. Músicos y sellos integran el trabajo de los fans (videos de conciertos, fotos con artistas) en la difusión de su trabajo. 

En la era digital los sellos todavía importan

Para los sellos los medios sociales online son una herramienta fundamental en su labor de curatoría y publicidad del trabajo de los músicos. Al mismo tiempo, a través de estas plataformas actúan como intermediarios entre los diferentes actores de la escena (músicos, locales, fans, medios masivos, etc.) distribuyendo contenidos, gestionando relaciones comerciales, generando redes de intercambio y trabajo. 


 
 

Equipo de trabajo

 

Arturo Arriagada, Investigador principal

Sociólogo, PhD en Sociología (2014) y Magíster en Medios y Comunicaciones (2009) por la universidad London School of Economics (Reino Unido). Profesor Asociado de la Escuela de Periodismo de la Universidad Adolfo Ibáñez, donde enseña e investiga sobre comunicación digital, industrias culturales y técnicas de investigación social. 

Francisco Ibáñez, co-investigador

Sociólogo, Universidad Católica de Chile. Consultor independiente.

Cristóbal Bley, ayudante de investigación

Periodista, Universidad Diego Portales. Actualmente trabaja en la revista Viernes.

Álvaro Bley, ayudante de investigación

Sociólogo, Universidad Católica de Chile. 

 
 

Difusión de resultados:

"La música en tiempos de redes sociales", La Tercera el 9 de Mayo, 2017.
 

"La música chilena y las redes sociales", Radio Concierto 8 de Junio, 2017. 

 

Proyecto financiado por: